12 de maio de 2020

IDIOCRACIA 2.0

Pasada una semana, con la llegada parcial del desconfinamiento lejos de pensar mejor de la gente, pienso mucho peor. En la parte política tengo claro que solo un pais/comunidad/estado de descerebrados puede permitir la dimisión de una responsable de sanidad que pretende proteger a los ciudadanos porque se le intenta hacer firmar una propuesta (pasar de fase) que no considera técnicamente viable.

El hecho de que esa mujer se haya ido para casa y no la impresentable de su jefa, incapaz de salir de un discurso populista sin datos técnicos, da una idea de en que manos estamos.

Por otro lado a segundo día de desconfinamiento me hace pensar viendo las imagenes de televisión de los alegres ciudadanos olvidando los casi 30.000 muertos, que hay más tontos de los que decian los romanos (stultorum infinitus est numerus).

Ningún comentario:

Publicar un comentario